Reanimación cardiopulmonar

[restabs alignment=”osc-tabs-left” responsive=”false”]
[restab title=”Nuestra oferta” active=”active”]

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR Y USO DEL DESA

Al terminar la actividad el asistente podrá (descripción de objetivos de la actividad):

Dotar a los alumnos/as de los conocimientos básicos sobre Reanimación Cardiopulmonar y uso del DESA para afrontar con resolución las situaciones de urgencias y emergencias.

Conocimientos de acceso:

No son necesarios

Conocimientos previos necesarios:

No son necesarios

Acción formativa dirigida a:

Miembros de la comunidad universitaria y público en general.

A alumnos/as de grado que quieran convalidar ECTS por representación deportiva y/o proyección deportiva.

Temas a desarrollar:

Fases del paro circulatorio

Cómo realizar el masaje cardíaco

El uso y manejo de un desfibrilador

Metodología didáctica:

Sesión teórica + aplicación práctica

Otra Información de interés:

La realización de esta acción formativa da la posibilidad a alumnos/as de grado de convalidar ECTS por deportes, en concreto, por representación deportiva y/o proyección deportiva.

La organización del curso se reserva el derecho de modificación del mismo ante causas de fuerza mayor u otras circunstancias que así lo determinen.

Organizadores:

Director: JEFA DE SERVICIO DE DEPORTES

Coordinador: LARA GASPAR LÓPEZ

Datos básicos:

Correo electrónico: lagaslo@upv.es

Tipo de curso: FORMACIÓN ESPECIFICA

Estado: TERMINADO

Duración en horas: 3 horas presenciales

Créditos ECTS: 0,12

Información técnica docente: La realización de esta acción formativa da la posibilidad a alumnos/as de grado de convalidar ECTS por deportes, en concreto, por representación deportiva y/o proyección deportiva.

La organización del curso se reserva el derecho de modificación del mismo ante causas de fuerza mayor u otras circunstancias que así lo determinen.

Dónde y Cuándo:

Dónde: VALÈNCIA

Horario: TARDE

Observaciones al horario: 19 de octubre (miércoles) de 18 a 21h

Lugar de impartición:

Teoría: Aula Induráin. Edificio principal de deportes – 7C (1ª planta).

Práctica: Sala Trinquet. Edificio Trinquet -9A

Plano UPV: http://www.upv.es/plano/plano-2d-es.html

Fecha Inicio: 19/10/16

Fecha Fin: 19/10/16

Datos de matriculación:

Matrícula desde: 15/09/16

Inicio de preinscripcion: 15/09/16

Mínimo de alumnos: 20

Máximo de alumnos: 20

Precio: 20,00 euros

Observaciones al precio:

Alumnos/as de Grado UPV: GRATUITO + 5 € (tasas secretaría)

Miembros UPV y/o Socio de deportes: 10 €

Externos: 20 €

Inscripción Alumnos de Grado UPV del 15 al 17 de septiembre (inclusive). A partir del 18 de septiembre , inscripción Miembros UPV, Socios de Deportes y Externos.

El SERVEI D´ESPORTS CONSIDERA MIEMBROS UPV:

Alumnos/as, miembros de Alumni, alumnos/as de centros adscritos a la UPV, personal de administración y servicios (PAS) y personal docente e investigador (PDI), así como a familiares de primer grado de PAS y PDI (para identificarse deben presentar el carnet del cónyuge y el libro de familia o documentación que confirmen que son familiares directos, es decir padres o hijos).

*Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte que estén colegiados en el C.O.L.E.F.C.A.F.D. de la Comunidad Valenciana (lo que deberán acreditar adecuadamente), tendrán el mismo descuento en el precio que los miembros UPV.

*Miembros de la Asociación de Gestores Deportivos Profesionales de la Comunidad Valenciana (GEPACV) (lo que deberán acreditar adecuadamente), tendrán el mismo descuento en el precio que los miembros UPV.

Profesorado:

HEREDIA CAMBRA, RAQUEL

 

+ info.

 

[/restab]
[restab title=”¿Qué es la reanimación cardiopulmonar?”]

La reanimación cardiopulmonar o abreviado RCP es un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando una persona ha dejado de respirar y el corazón ha dejado de latir. Esto puede suceder después de una descarga eléctrica, un ataque cardíaco, ahogamiento o cualquier otra circunstancia que ocasione la detención de la actividad cardíaca.

El tiempo de compresiones son 120 compresiones por minuto, la cual en adultos es de 2 ventilaciones x 30 compresiones durante 5 ciclos, en niños 2x15x5, y en lactantes 2x15x5. esto para lograr un RCP de calidad.

La RCP combina respiración de boca a boca y compresiones cardíacas

La respiración boca a boca suministra aire a los pulmones de la persona.

Las compresiones cardíacas procuran restituir la actividad del corazón.

Todo ello, hasta que se puedan restablecer la función respiratoria y las palpitaciones cardíacas de manera natural o bien de manera artificial mediante monitores cardíacos o respiratorios.

Se puede presentar daño permanente al cerebro o la muerte en cuestión de minutos si el flujo sanguíneo se detiene; por lo tanto, es muy importante que se mantenga la circulación y la respiración hasta que llegue la ayuda médica capacitada.

Las técnicas de RCP varían ligeramente dependiendo de la edad o tamaño del paciente. Las técnicas más novedosas hacen énfasis en las compresiones por encima de la respiración boca a boca y las vías respiratorias, revocando la vieja práctica.

 

Ejemplo general de la maniobra de RCP

La reanimación cardiopulmonar, o reanimación cardiorrespiratoria, es un conjunto de maniobras temporales y normalizadas intencionalmente destinadas a asegurar la oxigenación de los órganos vitales cuando la circulación de la sangre de una persona se detiene súbitamente, independientemente de la causa de la parada cardiorrespiratoria.

Los principales componentes de la reanimación cardiopulmonar son la activación del servicio médico de emergencias dentro o fuera del hospital y la asociación de MCE (masaje cardíaco externo o compresiones torácicas) con respiración artificial (ventilación artificial). Otros componentes relacionados incluyen la maniobra de Heimlich y el uso de desfibriladores externos automáticos.

Las recomendaciones específicas sobre la RCP varían en función de la edad del paciente y la causa del paro cardíaco. Se ha demostrado que cuando la RCP es puesta en práctica por personas adiestradas en la técnica y se inicia al cabo de pocos minutos tras el paro cardíaco, estos procedimientos pueden ser eficaces en salvar vidas humanas.3 Aunque un estudio publicado en 2010 ha puesto en duda el alcance del procedimiento, de 95 000 pacientes solo el 8 % presentó resultados positivos.

Es importante tener presente que todos los esfuerzos que se realicen para salvar la vida de una persona que se encuentra en un paro cardiorrespiratorio denotan una gran calidad humana, vale la pena que todo ciudadano común aprenda maniobras de reanimación cardiopulmonar.

 

La evaluación científica ha demostrado que no hay criterios claros para predecir con seguridad la utilidad de una reanimación cardiorespiratoria. La reanimación cardiopulmonar debe practicarse sobre toda persona en parada cardiorespiratoria, es decir:

Inconsciente: la persona no se mueve espontáneamente, no reacciona ni al tacto ni a la voz;

Que no respire: después de la liberación de las vías aéreas (desabrochar la ropa que pueda molestar la respiración), no se observa ningún movimiento respiratorio y no se siente el aire salir por la nariz o la boca;

Se recomienda que todo paciente en paro cardíaco reciba reanimación, a menos que:

La víctima tenga una instrucción válida de no ser reanimado;

La víctima presente signos de muerte irreversible como el rigor mortis, decapitación o livideces en sitios de declive;

No se pueda esperar un beneficio fisiológico, dado que las funciones vitales de la víctima se han deteriorado a pesar de un tratamiento máximo para condiciones como el choque séptico o cardiogénico progresivos;

En el caso de parada cardiorespiratoria en adultos, el ritmo cardiaco que se suele encontrar más frecuentemente es la denominada «fibrilación ventricular». El tratamiento adecuado de la fibrilación ventricular es la desfibrilación precoz. Cada minuto que pasa disminuye en un 10 % las posibilidades de supervivencia. En el caso de un adulto con pérdida brusca de consciencia y cuando se está solo (reanimador aislado), la prioridad es alertar a los servicios de emergencia antes de comenzar la RCP para de esta manera realizar la desfibrilación lo antes posible. La RCP sirve solo para mejorar las posibilidades de supervivencia mientras se espera la ayuda especializada. Debido a su importancia en eventos súbitos en adultos, se está potenciando el uso de desfibriladores automáticos en sitios estratégicos, estadios, centros comerciales o aviones y permiten que una persona con un mínimo entrenamiento sea capaz de realizar maniobras de reanimación.

Existen diez mandamientos para la reanimación avanzada

  • Realizar RCCP excelente.
  • Dar alta prioridad al ABCD primario.
  • Colocar en siguiente prioridad el ABCD secundario.
  • Conocer su desfibrilador.
  • Investigar causas susceptibles y reversibles de tratamiento.
  • Conocer el por qué, el cuándo, el cómo y el cuidado con, de todos los medicamentos de emergencia de reanimación.
  • Ser un buen capitán de equipo.
  • Conocer y practicar la respuesta codificada a la emergencia.
  • Identificar y establecer ―con ética, responsabilidad y propiedad― cuándo no hay que reanimar
  • Aprender y practicar constantemente.

Tratamiento de la parada cardíaca:

Abrir la boca del paciente y extraer la dentadura postiza ―en caso de que tenga una― y cualquier resto visible (…).

Inclinar la cabeza hacia atrás, elevar la mandíbula, y comenzar la respiración boca-boca mientras llega el equipo de primeros auxilios (conviene utilizar una mascarilla de bolsillo para evitar el contagio de una infección). Los pulmones deben insuflarse una vez cada cinco segundos cuando hay dos personas para realizar la reanimación, o dos veces muy seguidas cada 15 segundos cuando solo una persona efectúa la ventilación y el masaje cardíaco.

Si no se palpa el pulso carotídeo, realizar el masaje cardíaco (depresión del esternón 3 a 5cm) a una frecuencia de 80-100 veces por minuto. Si hay un solo socorrista se realizarán treinta compresiones antes de volver a ventilar dos veces.

El soporte vital básico es considerado para un solo rescatista como una secuencia de acciones resumidas con las iniciales CAB y aplicadas previo a la llegada de servicios especializados de emergencia:

C para la valoración de la circulation, incluyendo las compresiones torácicas

A, del inglés airway, implica la apertura o liberación de las vías aéreas

B, del inglés breathing, la iniciación de la ventilación artificial

El desfibrilador y su uso prehospitalario adhiere una D a las siglas mnemotécnicas de Safar que comienza según CABD: circulación, vías aéreas, respiración, desfibrilación.

Desde 2010, el algoritmo del ILCOR (International Liaison Committee on Resuscitation: Comité Internacional de Enlace sobre Reanimación) hace hincapié en una nueva secuencia para rescatistas, iniciando con las compresiones cardíacas, luego la valoración de las vías aéreas y finalmente la iniciación de la ventilación artificial.13 14 En otras palabras, los rescatistas de los adultos víctimas deben comenzar la reanimación con las compresiones en lugar de iniciar abriendo la vía aérea y administrar ventilación artificial.

La secuencia ABC permanece en el algoritmo de sujetos con otros casos típicos de muerte súbita, tales como el ahogamiento, la electrocución, asfixia, caída de altura o hemorragia. En el caso de niños, o cuando la parada cardiorrespiratoria es secundaria a ahogamiento, intoxicación por humo, gas, medicamentos o drogas o por hipotermia el algoritmo incluye realizar maniobras de RCP durante un minuto antes de avisar a los servicios de socorro: el aporte rápido de oxígeno a las células puede recuperar el estado de la persona

[/restab]
[restab title=”Fotos y vídeos”]Tab 3 content goes here.[/restab][/restabs]

Comments are closed.